¿Son seguras las mochilas portabebés?

Cuando somos o vamos a ser madres nos preocupamos por un sinfín de cuestiones para nuestro bebé, necesitamos tener todo cubierto, no solo para el momento de su nacimiento, sino incluso para todo su desarrollo. Pensamos en qué haremos, cómo lo alimentaremos, qué haremos si llora, cómo llevaremos a nuestro bebé mientras intentamos seguir haciendo nuestras actividades habituales. En definitiva, deseamos tenerlo todo cubierto y con relación a esto último, nos planteamos entonces la pregunta de si son seguras las mochilas portabebés, buscando una solución para continuar con nuestras vidas manteniendo a nuestro bebé cerquita nuestra.

Actualmente existe una amplia gama de accesorios para el cuidado y atención de nuestros bebés, que responden a las diferentes necesidades que presentamos las mujeres de hoy, es aquí donde encontramos estas mochilas portabebés, que son un excelente accesorio que te ayudan a tener seguro a tu bebé, y siempre a tu lado sin impedirte el movimiento ni limitar tus manos.

Estas mochilas son un objeto que te aporta comodidad y seguridad en el momento en que necesitas dar paseos, ir de compras o simplemente estar fuera de casa con tu bebé, manteniendo esa cercanía tan necesaria con nuestros pequeños.

¿Por qué usar mochilas portabebés?

Nuestros hijos son lo más importante de nuestra vida, y siempre queremos tenerlos cerca nuestro, sobre todo cuando son bebés, donde ese contacto es tan importante en la relación de padres e hijos, pero aun así no podemos dejar nuestras actividades de lado, y es por esto por lo que las mochilas portabebés te dan la solución a esto, puesto que te dejan total libertad para movilizarte y continuar con tus tareas cotidianas.

¿Qué tipo de portabebés es la mejor opción?

En el mercado pueden existir distintos tipos de estas mochilas, cada una con apariencias y funciones distintas, algunas con excelente calidad y otras que no tanto, algunas que tienen un costo mayor con respecto a otras. Todo esto debes tomarlo en cuenta a la hora de comprar alguna.

Pero no es esto sobre lo que hablaré en este artículo. Aquí trataremos la lógica duda que nos hacemos los padres cuando vamos a usar algo nuevo que va a estar en contacto directo con nuestro bebé. ¿Son realmente seguros esos portabebés que vemos llevar a algunas personas por la calle? La respuesta es que siempre que elijamos uno que sea ergonómico, tendremos un producto que nos garantizará seguridad y comodidad para nuestro pequeño. ¿Por qué? Pues porque esto te permite distintos beneficios como por ejemplo la adaptabilidad, ya que la mochila debe adaptarse al bebé y a ti más no al revés como sucede con otro tipo de mochilas, teniendo un tejido cómodo y flexible.

Además otro beneficio de las mochilas ergonómicas es que nuestro bebé va sentado, de acuerdo a su desarrollo sin afectar sus piernas ni caderas. No forzaremos sus caderas, respetaremos la curvatura natural de la espalda y distribuiremos correctamente su peso.

Algunos puntos a tener en cuenta para el porteo

  • A partir de cuándo usar estas mochilas: debido a sus diferentes diseños el uso de esta mochila puede variar, sin embargo las puedes usar fácilmente desde los primeros días de tu bebé, se recomienda que pese mínimo 3,5 kg, y existen algunas donde lo puedes llevar hasta bien pasados los 3 años.
  • La posición adecuada para el bebé: aunque muchos dicen que el bebé esta mejor viendo hacia el frente no es así, tu hijo debe mirar hacia la persona que lo portea.
  • Puedes amamantar con el bebé en la mochila: una de las grandes comodidades que tiene este accesorio es que puedes tener al pequeño dentro de la mochila e ir amamantándolo sin ningún inconveniente y con mayor comodidad.
  • Evita las mochilas para gemelos: estas mochilas limitan totalmente el contacto entre uno de los bebés y el padre, además de ello la distribución del peso no sería realmente equitativa y podría por el sobrepeso causarte problemas osteomusculares.

Respondiendo el mito del daño en las caderas de los bebés

Se ha escuchado mucho que las mochilas en vez de beneficiar al bebé lo pueden perjudicar. Se repite la pregunta de si son seguras las mochilas portabebés ya que se dice que les puede producir displasia de caderas, sin embargo esto no es realmente así, primero debemos entender que es esto de displasia de cadera.

Esto es una malformación entre la cabeza del fémur y la cavidad de la pelvis, donde puede dislocarse, pues la pelvis no puede recibir totalmente la cabeza del fémur. Hay que aclarar que esto es un padecimiento congénito, que dependerá de la carga genética y de la situación dentro del útero, por lo tanto si un bebé llega con esa malformación no puede ser culpa de la mochila portabebés, y puede tratarse con un especialista ortopédico pediátrico.

Mientras que muy por el contrario una buena mochila portabebés puede proteger sobre una displasia de caderas, ya que gracias a su diseño ergonómico el bebé puede tener un excelente movimiento en sus piernas y caderas, estimulando completamente la cavidad donde va el fémur, por tanto podemos afirmar que si: las mochilas portabebés son totalmente seguras siempre que elijamos una que sea adecuada y no nos dejemos deslumbrar por lo que usan los demás.

Qué debemos tener en cuenta para comprar una mochila portabebés

Hay diferentes aspectos que debes tener en cuenta cuando decides comprar una de estas mochilas, pues es un accesorio que te acompañará en muchos momentos y debe ser con la que te sientas mejor y que funcione adecuadamente para tu bebé. Lo más importante es que decidas elegir una mochila portabebés que posea la mayor calidad posible.

Debes pensar en estas palabras, comodidad, seguridad, adaptabilidad, sí con estos tres aspectos puedes elegir la mochila adecuada. Pero vamos a definir estos criterios para entenderlos completamente. Cuando hablamos de comodidad, debemos pensar tanto en el bebé como en nosotras, ya que debe agradarnos para así fortalecer nuestro contacto con el bebé de la mejor manera, además también hablamos de que al llevarla, los hombros sean acolchados para que te aporte total comodidad.

Ahora bien cuando hablamos de seguridad, debes buscar una de las que poseen un diseño ergonómico, dedicadas a proteger al bebé, en las que se obtiene una sujeción adecuada y la posición en que ha de colocar al pequeño no tenga zonas de presión para evitar cualquier posibilidad de lesión.

Y cuando hablamos de adaptabilidad, queremos referirnos a que estas mochilas deben adaptarse tanto a nuestro bebé como a nosotras, piensa que debe estar hecha de un material que pueda ajustarse al clima, tanto para aquellos días muy calurosos como para los días fríos, muchas de ellas tienen accesorios para el frio que son excelentes, pero no solo el control de la temperatura importa.

También es necesario que pueda ponerse y quitarse fácilmente, pero que no pueda soltarla el mismo bebé, y que al colocarla el peso se distribuya totalmente para que sea más llevadera, y evitar cualquier malestar muscular, existen algunas que tienen una zona de apoyo lumbar que es muy cómodo para muchos y que ayuda a adaptarse fácilmente.

Finalmente respondimos la pregunta ¿son seguras las mochilas portabebés? Totalmente sí, siempre y cuando decidamos optar por las de diseño ergonómico, con las que puedas estar cómoda y tener la tranquilidad que nuestro hijo siempre adoptará una postura saludable y beneficiosa para su desarrollo.

Deja un comentario